L’art Paleolithique De La Grotte De Nerja Malaga, Espana PDF

El arte paleolítico nace en el Paleolítico superior, aproximadamente hacia el año 40 000 a. No obstante, este artículo solo toca, forzosamente, aquellos elementos artísticos que se han conservado a lo largo de los siglos, lo que constituye, sin duda, una parte ínfima de todo el corpus artístico paleolítico. En esta fase de la Prehistoria se produce la evolución humana u hominización, desde las formas más primitivas hasta el ser humano moderno y parece que en buena parte de la evolución humana hay señales de lo que podrían ser antecedentes del Arte. Europa ya dominaban el fuego l’art Paleolithique De La Grotte De Nerja Malaga, Espana PDF, en sus utensilios, demuestran cierto sentido de la estética que rebasa la mera funcionalidad.


Sin embargo, los hallazgos de la Sima de los Huesos, en la Sierra de Atapuerca, parecen una acumulación consciente de cadáveres con fines religiosos. Europa occidental y las costas del Mediterráneo estaban habitadas por el hombre de Neandertal. También en Francia, en Pech de l’Aze apareció una costilla de bóvido grabada datable en el interglaciar Mindel-Riss. Las artes plásticas posteriores pertenecen al ser humano moderno, Homo sapiens sapiens, que colonizó Europa hace unos 40 000 años y cuya presencia en este continente coincide con lo que llamamos Paleolítico superior. También llamado arte mobiliar, esto es, se trata de objetos artísticos que se pueden transportar, mover, etc. El arte mueble es una manifestación artesana de ajuares domésticos o personales, quizá ritual, quizá suntuaria. Por ejemplo, colgantes de piedra, hueso o concha.

Como se ha comentado, la mayor concentración de arte parietal se da en Europa Occidental y la península ibérica. No hay arquitectura, solo han llegado hasta nosotros esculturas y dibujos en piedra o hueso. Grabado: Es un dibujo a base de finas incisiones o cortes, sobre el hueso o la roca, hechas con utensilios afilados de sílex llamados buriles. Estatuillas: Son pequeñas esculturas exentas de piedra o de hueso, talladas por todos los lados. No obstante, debe olvidarse la imagen trillada que se tiene del arte paleolítico, de temática monótona y casi exclusivamente animalística.

Figura masculina: A veces aparecen hombres de rasgos grotescos y órganos sexuales muy detallados que, en cambio, tienen la cara desdibujada. Figura femenina: Es mucho más abundante, son las llamadas venus paleolíticas, mujeres desnudas, con atributos sexuales muy marcados. Estamos pues ante un arte descriptivo, no narrativo. La función del arte paleolítico es totalmente desconocida.

El totemismo: Esta teoría surge en la primera mitad del siglo XX, al comparar ciertos antropólogos las costumbres de los pueblos primitivos actuales con las obras rupestres paleolíticas. El animal-tótem establece, por un lado, un vínculo espiritual entre el ser humano y la naturaleza y, por otro, es un factor de cohesión del grupo, ya que los individuos se sienten identificados con el símbolo que representa a su comunidad. El chamanismo: Ante la imposibilidad de explicar todas las representaciones conocidas ciertos antropólogos extrapolaron también las ideas animistas, según las cuales todas las cosas vivas poseen un espíritu sobrenatural que las anima. Esta interpretación es compatible con el totemismo y a veces se confunden. La fecundidad y magia propiciatoria: Esta teoría había sido formulada por Salomón Reinach en 1903, pero fue popularizada por el prestigioso historiador Henri Breuil en 1952.